William Vivanco: No quiero parecerme estéticamente a nadie

El cantautor William Vivanco nació en 1975 en Santiago de Cuba. Estaba destinado a ser un artista plástico (aún dibuja mucho), pero comprendió que este “formato era muy estrecho”. Experimentó en la danza, en el teatro, y descubrió, según él mismo cuenta, que en las artes puede hacerlo casi todo. Sus primeras referencias musicales fueron Michael Jackson, a quien llama el Mozart del Siglo XX), y Stevie Wonder. Luego vinieron los símbolos de la Trova Tradicional Cubana (Sindo Garay y Manuel Corona).

Para Vivanco las raíces más profunda de Cuba están en Santiago. En una entrevista realizada en mayo de 2015 con el canal RT dijo que “el cubano que conoce bien su isla sabe que en Oriente está la esencia de Cuba, la esencia de las artes y esto siempre se deja medio olvidado porque la capital siempre quiere ser lo más importante, tener lo más novedoso (…) En Santiago si no eres bueno no te aplauden, en La Habana aplauden a cualquiera”.

El primer reto de Vivanco en su carrera, fue mezclar los ritmos cubanos como el changüí, el son, el danzón, el cha chá, el pilón, el mozambique, entre otros, hasta encontrar una identidad propia con sus seis cuerdas.

En su inicios fue comparado con el cantante neoyorkino Lenny Kravitz . Respecto a ello, dice: “No me identifico con él. Es solo una referencia visual que tiene la gente (…) porque es un mulato”.

“No quiero parecerme estéticamente a nadie, aquí en Cuba están todos los condimentos para hacer una música diferente”, puntualiza.

You May Also Like