En solitario con Rafael Cadenas - Seis Grados - Experiencias que nos conectan
En solitario con Rafael Cadenas

En solitario con Rafael Cadenas

Por Blanca Hurtado Nederr

*

Tuve un encuentro con Rafael Cadenas, aunque él todavía no lo sabe. Fue el domingo 21 de febrero de 2016 en el Centro Cultural Chacao, Caracas.  Intelectuales, escritores, poetas y periodistas acudieron ese día al foro Periodismo y Literatura: Lecciones de Gabriel García Márquez. Como todos, Cadenas también estaba ahí: esperando para ingresar al Teatro Chacao.

Lo vi varias veces sin que lo notara. El poeta caminaba cabizbajo, como queriendo pasar desapercibido. Llevaba un saco marrón entreabierto; su apariencia no denotaba formalidad. Mantuvo pocas conversaciones, todas breves. Mientras, las afueras del Teatro Chacao estaban a punto de reventar.

Aquella primera y única impresión de Cadenas fue la de un hombre austero, cargado de mucha simplicidad; un venezolano que ha logrado cultivar, a través de la palabra, la desolación y, al mismo tiempo, la belleza. Derrota es su poema más célebre, ampliamente conocido en España y América Latina. Intemperie, Falsas Maniobras, Memorial, Amante, Dichos, Gestiones y Contestaciones, entre muchos otros, forman parte de obra poética.

**

Ensayista y profesor universitario reúne una vasta obra. Su pluma lo ha hecho merecedor de galardones nacionales e internacionales como el Premio Nacional de Literatura (1985); la Beca Guggenheim (1986); el Premio Internacional de Poesía Juan Antonio Pérez Bonalde, 1992; el Premio de Literatura en Lenguas Romances (2009); Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca (2015) el Premio Andrés Bello de la Academia Venezolana de la Lengua (2015); y el Premio de Literatura de la Feria del Libro de Caracas (2017). Este martes 23 de octubre lo espera un nuevo reconocimiento: el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, que por primera vez recibe un venezolano. Así, Cadenas se convertirá en el sucesor de la poeta nicaragüense Claribel Alegría, ganadora de la edición anterior.

Rafael Cadenas es hoy una de las voces poéticas más coherentes y sólidas de Hispanoamérica. El maestro ha traducido, además, -por afinidad con ellos- a escritores como David Herbert Lawrence y Walt Whitman, entre otros.

Nació en Barquisimeto, estado Lara, el 8 de abril de 1930. Siendo un adolescente publicó Cantos Iniciales, su primer poemario. Actualmente, tiene 88 años de edad y es considerado uno de los poetas más influyentes de los años sesenta en Venezuela. Militó en el Partido Comunista de Venezuela; permaneció en el  exilio por poco tiempo durante parte del gobierno de Marcos Pérez Jiménez. Su vida de exiliado transcurrió en Trinidad y al regresar a Caracas escribió Una Isla (1958), tiempo en el que se sumó al grupo de debate político y literario Tabla Redonda.

*

Entre las 526 butacas de las que dispone el Teatro Chacao, Cadenas escogió una. No recuerdo verlo acompañado, pero si callado, sigiloso.

Todo estaba listo para comenzar la charla. Los periodistas colombianos María Jimena Duzán, Alberto Salcedo Ramos y Jaime Abello Banfi se encontraban en el escenario. El homenajeado era el gran Gabriel García Márquez y ellos, los tres cronistas, pasaron casi una hora contando anécdotas y destacando el compromiso del Gabo con el quehacer periodístico.

Andrés Boersner, para entonces presidente de la Fundación para la Cultura Urbana, fue el encargado de presentar el libro Gabo Periodista, editado por esta fundación y la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano. En sus palabras también aprovechó para rendir tributo a Cadenas, quien estaba sentado -como si fuera invisible- en alguna de las 526 butacas del conocido teatro caraqueño.

El maestro Cadenas recibió aplausos, así como los que minutos más tarde volvían para Gabriel García Márquez. En honor al más universal de los colombianos se bautizaba Gabo Periodista. Y así, con el volar de los pétalos amarillos sobre varios de estos tomos, lo perdí de vista.