Chavismo "vivo y coleando" en urnas electorales - Seis Grados - Experiencias que nos conectan
Chavismo “vivo y coleando” en urnas electorales

Chavismo “vivo y coleando” en urnas electorales

Contra viento y marea, y ante una extenuante crisis económica y política, el chavismo no pierde votos y recupera 11% de su votación en los últimos tres años

Por Joel Siverio

La crisis política y económica que se ha agudizado en lo últimos tres años en Venezuela no ha golpeado la popularidad del presidente Nicolás Maduro, al menos así lo demuestran los resultados electorales de las últimas elecciones presidenciales.

Venezuela puede romper el récord de ser el único país donde la fuerte inestabilidad política y la extenuante hiperinflación no ha significado el descalabro el apoyo popular de la élite gobernante.

Desde el 2015 hasta hoy, el país ha pasado por la anulación de la Asamblea Nacional, la agitación de fuertes protestas donde perdieron la vida más de cien manifestantes, la agudización de la escasez de alimentos y una hiperinflación que prácticamente aniquiló el poder de compra de los venezolanos, y sin embargo el chavismo sigue manteniendo el mismo nivel de apoyo en las urnas electorales.


Estancado pero creciendo

Después de su estrecha victoria en las presidenciales de abril 2013, frente al candidato opositor Henrique Capriles, Nicolás Maduro vio perder un importantísimo caudal de votos dos años más tarde. En las elecciones parlamentarias de diciembre de 2015 el “hijo de Chávez” mermó su votación en cerca de 2 millones de electores, pasando la coalición chavista de los 7.587.579 a 5.608.080.

Sin embargo, contra lo que muchos analistas pensaban, el primer mandatario ha logrado amarrar los votos que lo respaldan tres años después, lo que le ha significado su tabla de salvación frente a los intentos de sus adversarios de sacarlo del poder.

En las cuestionadas elecciones presidenciales celebradas el pasado 20 de mayo, el candidato oficialista conquistó su reelección bajo los niveles de abstención más altos en la historia política venezolana (52%), pero esto no fue excusa para  que lograra aumentar su votación en 11% con respecto a las legislativas de 2015.

Según el último boletín oficial dado por el Consejo Nacional Electoral, Nicolás Maduro obtuvo 6.245.835 votos, unos 637.755 más que cuando el chavismo perdió la mayoría de diputados en la Asamblea Nacional.

Mayor control social

Desde la oposición denuncian como fraudulentas las elecciones celebradas desde e 2017, ya que consideran que estas violan muchas de las condiciones electorales logradas hasta 2015.

Aseguran que el Gobierno ha logrado movilizar a sus electores gracias a un perverso mecanismo de control socio-económico representado en el Carnet de la Patria, la distribución de las cajas de alimentos Clap y la colocación de puntos rojos cerca de los centros de votación, desde donde se ejerce mayor control sobre los electores.

Así, aseguran que las elecciones convocadas en mayo del año pasado para elegir a la denominada Asamblea Nacional Consituyente, la elección regional de octubre, las municipales de diciembre y las presidenciales recientes, carecen de legitimidad y representan un fraude en el que el elector vota, pero no elige.

Lo cierto es que, sea por este mecanismo de control, por la optimización de la movilización oficialista o por el repunte de la popularidad dentro del chavismo, la votación de Maduro creció en 21 de las 24 entidades federales del país en los últimos tres años.

Entre los estados donde el chavismo ha logrado una mayor reorganización de su fuerza electoral destacan Sucre (25%), Miranda (22%), Nueva Esparta (21%) y Guárico (20%), mientras que en Barinas (-12%), Táchira (-11%) y Falcón (-1%), los oficialistas han seguido disminuyendo su caudal de votantes.

Llama la atención que Nicolás Maduro resultó ser menos popular que 11 de los candidatos del Psuv a las elecciones de gobernadores de octubre de 2017, quienes lograron conquistar más votos. Entre estos destacan el actual gobernador de Barinas, y hermano del expresidente Hugo Chávez, Argenis Chávez, quien sacó 38.219 votos más (21%), el excandidato merideño Jeyson Guzmán (+32.691 votos / 18%), y el excandidato y exgobernador del Táchira José Vielma Mora (+26.137 votos / 14%).

Minoritario pero sin contrincacantes

Con los 6.245.835 votos conseguidos por Maduro el chavismo/madurismo representa un poco menos de un tercio de los más de 20 millones y medio de electores inscritos en el Registro Electoral. Muy cerca de entre los 20 y 30% de popularidad que le situaban encuestadoras nacionales como Datanálisis y Torino Capital meses atrás.

Ante la ausencia de la coalición opositora en las urnas y su llamado a la abstención en los últimos procesos electorales por sus serias denuncias de ventajismo y manipulación de resultados, el chavismo tiene allanado el terreno para volver a llamar a elecciones, esta vez para colocarle el listón de oro a su nueva Constitución.